sábado, 17 de marzo de 2012

El Encuentro

Solo bastó saber de mi posibilidad de tenerte para iniciar el plan. Esto habrá sucedido hace casi treinta años. Sin embargo tantos años no fueron suficientes para planear el encuentro. Me he descuidado y solo me dediqué a imaginarte conmigo.

sábado, 3 de marzo de 2012

Entrevista Inesperada

La mirada fija y pensativa. Los ojos bien abierto y un rostro sin expresión. Con una barra de hierro en la mano, acomodaba las brasas del hogar que hacían más cálida la siesta de Diciembre. El fuego consumía una rama de tusca que iluminaba la bata roja, el pantalón de seda y las pantuflas de tribilín. Hice una pitada larga de la pipa con muña muña, orégano y ruda macho. El único vicio que puedo sostener con mi sueldo de escritor de blog con dos publicaciones (incluida ésta).